martes, 27 de octubre de 2009

...La.mUeRtE.De.mI.VoLuNtAd...


(Copyright by Erick de Jesús)

Lo único que falta en este cortejo fúnebre
son mis lágrimas que no brotaran jamás,
falta mi luto que no me dio tiempo guardar,
faltan mis rezos que ya no me salvarán más.

Cuatro son los hombres sobre los cuales reposa
mi voluntad que hoy se va al campo de la soledad ,
a recortarse a esperar el juicio final para irse a la hoguera
o a encontrar la paz cautiva dentro de un cajón de madera.

Cánticos que resuenan en los oídos del desprecio
van adornando el cortejo hacia lo incierto,
plegarias que ruegan por un descanso eterno,
cuatro son los hombros que hoy la cargan con recelo.

Un día como estos llegó a mí el arma suicida,
un par de labios dispuestos a recorrer mi cuerpo, arma homicida,
dispuestos a endulzar lo jamás endulzado antes en mí: mi sexo,
a llenar con sus mieles los espacios vacíos de cada uno de los poros de mi cuerpo.

Entre toda la muchedumbre: tú y caminas al compás,
entontas cánticos y de vez en cuando intentas rezar,
esbozas una sonrisa maligna e intentas disimular,
pareces el ser más feliz en esta fiesta negra sin disfraz.

Un puño de tierra, unas cuantas flores blancas caen sin cesar,
se ha acabado la vida que le fue otorgada a mi voluntad,
hoy soy de ti más que un esclavo dispuesto a cumplir hasta tu última voluntad.
Cae la lluvia, el cielo retumba, mañana será otro día.

1 comentario:

Samuelósteles dijo...

" ya muerto voy a llevarmeeee... nomás un puño de tierraaaa"

y cómo chingados que no

te perdiste la chacaliza

estuvo bien chido, no hubo chelas, pero sí hubo mucha diversión

aco, aco

sopas perico, nos vermox lombriz